Menu

Ruta del Café

La belleza de esta región es tal que el Paisaje Cultural Cafetero fue declarado en 2011 por la Unesco como un patrimonio esencial para conservar y ser conocido por todos. Basta ver sus montañas de parches verdes de todas las tonalidades, muchas de ellas sembradas por los granos de café que nos han hecho famosos en el mundo, para entender por qué nos dieron tamaño reconocimiento. Esta ruta, que se puede recorrer por sus carreteras y trochas en el infaltable jeep Willys, símbolo de la colonización antioqueña, será la oportunidad para descubrir nuevas atracciones de esta zona, que no solo tienen el precioso y más grande “jardín” de palmas de cera en Salento o el magnífico Parque del Café en Pueblo Tapado, sino varios de los más hábiles artesanos y artesanas de la región. Es el momento para darle más niveles a esta historia del café, y, a través suyo, entender la economía de una región que tejió por décadas los sacos de café y que tuvo que modificarse e innovar en su tejeduría por las nuevas necesidades del mercado. Maestros del uso del bejuco y la guasca de plátano, muestran su maestría en la elaboración de toda clase de canastos. También verás cómo parte de ese mundo artesanal está atravesado por el trabajo en madera, por sus muy ricas variedades de cedros, urapanes, cipreses o algarrobos, así como por la especialización en la elaboración de productos en guadua y palo de café. No menos importante, y que demuestra la versatilidad artesanal de la zona, es la joyería que ha logrado recuperar la tradición prehispánica de la simbología Quimbaya. Un viaje por dos departamentos y tres municipios que contienen mundos en donde te invitamos a perderte.

Comienza un viaje lleno de historia

Imagen del mapa de Ruta del Café

Te proponemos este recorrido

Imagen de De Pereira a Santa Rosa de Cabal (Risaralda)

De Pereira a Santa Rosa de Cabal (Risaralda)

Todo es muy cerca en esta región y cuenta con paisajes que piden ir más lento contemplándolos. Es el caso del Mirador del Tambo, vía Pereira Santa Rosa, desde donde se pueden verse Dos Quebradas y Pereira con una vista estupenda y variedad de restaurantes y cafés para recargarse. Llegar a Santa Rosa significa entrar a la tierra del chorizo santarrosano y de sus termales espectaculares, ambas son experiencias que te recomendamos probar. Otro de sus hitos es su bosque de araucarias en la plaza principal. También es increíble ver la devoción del pueblo por la Virgen de la Medalla Milagrosa en el santuario que tiene un precioso trabajo de vitral. Además, será inevitable que te topes con el Monumento al Machete, símbolo de este pueblo que se ha mantenido trabajando la madera y la recolección del café. La visita a los artesanos te permitirá vivir esa cultura cafetera y descubrir la multiplicidad de productos que de allí se derivan.


Filandia (Quindío)

De Santa Rosa a Filandia hay más o menos una hora de camino. Quizá lo que se te quedará grabado para siempre de este pueblo lindo son sus colores. De sus puertas y fachadas. Y las sonrisas de la gente que es habladora y entradora. Con una temperatura un poco más fría que en el resto del Quindío, alista una sombrilla o chaqueta liviana por si se vienen las lluvias, igualmente livianas. Caminando por su plaza y callecitas, no puedes dejar de probar las Solteritas y Casadas, galletas típicas colmadas de leche condensada que alejarán cualquier pena. Es el lugar de las fotos lindas, la visita a la imponente Parroquia María Inmaculada y, por supuesto, el gusto de conocer a Ruby Arias y las hermanas Alida Márquez y Ofelia Marín, dueñas de un saber infinito en el arte del tejido. Como quedarás lleno de emoción, de nuevo las goloserías, una caspiroleta, esa colada de la zona que se come con tostadas, abrebocas perfecto para un apetitoso almuerzo con su oferta enorme de comida típica como internacional.

Imagen de Filandia (Quindío)

Imagen de Quimbaya (Quindío)

Quimbaya (Quindío)

Algo que no te pasará desapercibido son las enormes esculturas de la cultura Quimbaya, entre ellas su famosísimo poporo y que están esculpidas en relieve en varios de los muros y barrancos del pueblo. De hecho, pasear por ellos se conoce como barranquismo. Con estas imágenes en mente, conocer a las joyeras que hacen esas piezas en oro y plata es toda una experiencia. Y no olvides por pasar por el taller de las Collazos, te deslumbrará su trabajo tejido. Su clima templado permite estar cómodamente en pantaloneta y camiseta, para lo cual te proponemos refrescarte con un buen vaso de guarapo en la plaza principal o probar la combinación campeona de buñuelo con avena fría. Al ser pueblos profundamente católicos, vale la pena entrar a la Iglesia Jesús, María y José, que tiene a uno de los Cristos más grandes de América Latina, esculpido por Buenaventura Malagón. Pero si lo tuyo es el turismo de naturaleza, haz balsaje por el río y descubre la flora y fauna de la zona. Un buen día para ir es un sábado, pues los campesinos bajan de sus veredas para surtir la plaza de mercado que se vuelve pura exuberancia con su presencia. Justo allí en la plaza encontrarás la estación de los jeeps Willys, no dejes de pasear, entre risas, por entre las trochas y veredas vecinas.


Sitios recomendados

Imagen con leyenda del mapa





Pueblo Patrimonio

La Red Turística de Pueblos Patrimonio de Colombia es un programa especial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, ejecutado por FONTUR, que trabaja con 17 municipios de Colombia que poseen declaratoria de Bien de Interés Cultural (BIC) a nivel nacional para su valoración y proyección mediante el turismo, generando así más oportunidades de desarrollo y sostenibilidad en las comunidades.

La Medalla a la Maestría Artesanal es un galardón que Artesanías de Colombia entrega anualmente, con el cual se hace un reconocimiento a aquellos artesanos, empresas y comunidades artesanales que, contando con una trayectoria destacada, sobresalen a nivel nacional por su excelencia en el oficio así como por preservar el quehacer artesanal.


Denominación de Origen

Es un signo distintivo que identifica productos reconocidos o famosos por tener una calidad o características específicas derivadas esencialmente del lugar de origen y la forma tradicional de extracción, elaboración y producción por parte de sus habitantes. La protección conferida sobre una Denominación de Origen implica que ninguna persona puede identificar con la denominación protegida productos iguales o similares a los amparados, cuando no provengan del verdadero lugar y no cumplan con las características o calidades que le han dado la reputación al producto reconocido. Las Denominaciones de Origen para productos artesanales colombianos que han sido protegidas por la Superintendencia de Industria y Comercio en nuestro país son actualmente 12.