Menu

Ruta de la Montaña

Las montañas de Antioquia son algo inigualable porque se sienten infinitas. Uno podría quedarse mirándolas para siempre y posiblemente esa sea la razón por la cual hay tantos y tantos pueblos dentro de ellas. A una ruta frondosa que es todo paisaje, cafetales, gastronomía y arquitectura, le queremos sumar un nuevo ingrediente para hacer de este viaje algo deliciosamente completo: ¡las artesanías! En este paseo te proponemos descubrir la joyería de filigrana en Santa Fe de Antioquia, el arte de la guarnielería, o el carriel, en Jericó y la bisutería étnica en Cristianía, vía a Jardín. Cada uno de estos parajes es turismo en oro puro, por su mucha oferta, por los muchos visitantes que se deleitan recorriendo sus plazas y por las muchas actividades que decoran sus días. Si alguien quiere saber lo que significa la palabra pintoresco, este es el lugar para entenderla. Porque la gente vive orgullosa de sus calles, casas y tradiciones, es graciosa y dicharachera, generosa y cálida, devota. Su mundo es el mundo. Además el cantadito de su acento es como una melodía que se pega. Te proponemos, entonces, añadirle una capa y detenerte un instante a ver a estos maestros artesanos trabajar como lo hacen. Con ellos entenderás eso tan difícil de explicar que es la “antioqueñidad”, una manera de pisar el mundo, de narrarlo y protagonizarlo. Oyéndolos hablar puedes ver que hay una forma de hacer las cosas “a lo paisa”, con sus propios referentes y sin muchos deseos de cambiarlos. Saben conservar la tradición y la celebran en la figura del arriero. Además te invitamos a ver su diversidad y, en este caso, queremos que conozcas a la comunidad Embera chamí y su maestría en el uso de las chaquiras, pues también hace parte de este territorio y buscamos exaltarlo.

Comienza un viaje lleno de historia

Imagen del mapa de Ruta de la Montaña

Te proponemos este recorrido

Imagen de Santa Fe de Antioquia

Santa Fe de Antioquia

Para llegar a este pueblo debes tomar la vía a San Jerónimo, cruzar el Túnel de Occidente y, ya muy cerca de llegar, pasarás por el Puente de Occidente, esa estructura colgante y restaurada que fue construida a finales del siglo XIX y que une los municipios de Olaya y Santa Fe cruzando el gigante Río Cauca. Luego del golpe visual que tendrás al llegar, porque el pueblo es como de postal, y de tomarte un buen café con algún dulce típico, pásate por la Catedral de la Inmaculada Concepción, allí verás el altar central con un gran sagrario repujado en plata. Fíjate bien en él pues detrás suyo se empieza a entender cómo la Iglesia impulsó y sostuvo mucha de la tradición joyera de esta región al ser su principal benefactora por años. Con esto en mente ve a recorrer los talleres de los maestros de la filigrana en plata de Santa Fe y descubre cómo es que una tradición se arraiga en el tejido de nudo. Sus museos, Juan del Corral y de Arte Religioso Francisco Cristóbal Toro, también te darán un buen vistazo de cómo se configuró esta región.


Jericó

Jericó, no solo se reconoce por esa increíble belleza que lo ha convertido en pueblo patrimonio desde 1959, sino por su activa vida cultural que ha hecho que lo llamen la “Atenas del Suroeste”. Es la cuna de una de las piezas que definen el ser antioqueño: el carriel paisa. Allí es famosa la industria del cuero, el trabajo en fique y los dulces típicos, pero también es reconocida su arquitectura, el entorno natural y el espíritu religioso, pues de allí es oriunda la canonizada Madre Laura. Su parque central funciona como plaza de mercado los fines de semana y tiene una variedad inmensa de árboles entre los que se destacan la ceiba, el cedro negro, el pino rosellón, los madroños y las palmas ariazas. No dejes de probar sus dulces pues es uno de los atractivos de la ruta. Aquí se produce uno de los mejores cardamomos del mundo y con su fruto se preparan exquisitos dulces que son reconocidos en todo el departamento de Antioquia. El postre jericoano es uno de los más tradicionales, y su preparación tiene cinco capas de dulce y dos de bizcochuelo, todo empapado en vino y ron. Y entre las galletas, la Luisa es la más apetecida, hecha de mogolla, harina, miel de panela y mermelada de guayaba, cubierta con azúcar. Con el paladar dulce, ve a descubrir cómo se hace el carriel, quedarás con la boca abierta.

Imagen de Jericó

Imagen de Jardín

Jardín

Dicen que Jardín es el pueblo más lindo de Antioquia. Este es el destino final del viaje y te lo proponemos como ciudad dormitorio. Desde aquí puedes planear varios paseos por la zona y hasta llegar a Caldas si deseas extender tu viaje. Antes de llegar a Jardín, saliendo de Jericó y luego de unas dos horas de camino, pasarás por Cristianía, un asentamiento de la comunidad Embera, donde quisiéramos que conozcas a las maestras de la bisutería étnica. No solo es increíble verlas trabajar sino que te puedes hacer a un collar que te protegerá. De allí ya solo estás a 20 minutos de tu destino final. Allí ve a conocer la tienda de las Restrepo, un ícono del pueblo de mujeres que hacen colchas de retazos que son únicas. Pasea en tuk tuk y pide que te lleven al mirador Cristo Rey, desde donde podrás contemplar la inmensidad del paisaje. Si quieres seguir deslumbrándote por éste, haz el paseo del teleférico La Garrucha, para verlo todo desde ariba o, puedes caminar por un sendero ecológico durante unos 40 minutos que te llevarán a las aguas transparentes del charco Corazón. Y un plan que no puedes perderte es la visita a las Cuevas del Esplendor o del Encanto, llenas de cascadas sorprendentes.


Consulta Aquí

Viajes Falabella



Reconocimientos de la Ruta

Medalla Pueblo Patrimonio

Pueblo Patrimonio
Santan Fe de Antioquia, Jericó y Jardín, Antioquia


Medalla Maestría Artesanal

Sitios recomendados

Imagen con leyenda del mapa





Pueblo Patrimonio

La Red Turística de Pueblos Patrimonio de Colombia es un programa especial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, ejecutado por FONTUR, que trabaja con 17 municipios de Colombia que poseen declaratoria de Bien de Interés Cultural (BIC) a nivel nacional para su valoración y proyección mediante el turismo, generando así más oportunidades de desarrollo y sostenibilidad en las comunidades.

La Medalla a la Maestría Artesanal es un galardón que Artesanías de Colombia entrega anualmente, con el cual se hace un reconocimiento a aquellos artesanos, empresas y comunidades artesanales que, contando con una trayectoria destacada, sobresalen a nivel nacional por su excelencia en el oficio así como por preservar el quehacer artesanal.


Denominación de Origen

Es un signo distintivo que identifica productos reconocidos o famosos por tener una calidad o características específicas derivadas esencialmente del lugar de origen y la forma tradicional de extracción, elaboración y producción por parte de sus habitantes. La protección conferida sobre una Denominación de Origen implica que ninguna persona puede identificar con la denominación protegida productos iguales o similares a los amparados, cuando no provengan del verdadero lugar y no cumplan con las características o calidades que le han dado la reputación al producto reconocido. Las Denominaciones de Origen para productos artesanales colombianos que han sido protegidas por la Superintendencia de Industria y Comercio en nuestro país son actualmente 12.